¿Los seguros médicos cubren la cirugía plástica?

El tener un seguro de salud privado cada vez es más común en nuestras vidas. Lo motivos son varios como la atención rápida, el poder ver al especialista sin pasar por el médico de familia, una segunda opinión médica y los medios tecnológicos de los que suelen disponer las compañías más importantes: solicitud de citas por medio de app, consulta por videoconferencia o telefónica y cita presencial.

El seguro sanitario da cobertura a numerosos motivos de consulta, pero como es obvio y como cualquier seguro tiene sus limitaciones. No todo está cubierto.

El concepto de franquicia y carencia pueden ser un factor a tener en cuenta, pues el primero establece una cantidad fija o porcentaje a abonar previo a la atención médica y el segundo una priva del servicio hasta que se cumpla un periodo de tiempo establecido en las condiciones las generales del seguro de salud.

Diferencias: Entre cirugía plástica, estética o reparadora en los seguros de salud

La cirugía plástica una especialidad médica que tiene como fin la mejora o corrección de anomalias que precisen reparación o reposición. Los seguros sanitarios, algunos, tienen cobertura de cirugía plástica, pero diferenciando entre los dos pilares de este tipo de cirugía: cirugía estética y cirugía reparadora.

La cirugía estética es la disciplina médica que se encarga de mejorar la apariencia física del paciente, puede parecer innecesario o al menos visto así por la mayor parte de las personas, pero en la mayoría de los casos este tipo de cirugía se da por un problema de autoestima o psicológico.

La cirugía reparadora o reconstructora es aquella que por lo contrario se ocupa de tratar de subsanar cualquier problema físico provocado por una malformación, accidente o incluso un proceso tumoral.

La cirugía reparadora tiene como finalidad mejorar la vida del paciente a nivel corporal, en cambio el estético se centra en sentirse bien consigo mismo en cuanto a lo que belleza se refiere.

¿Cubren los seguros sanitarios la cirugía plástica?

No olvidemos que una operación de estética no está cubierta por el sistema de salud público, pues el coste de tal intervención es alto. El único modo de que el sistema público se haga cargo de una intervención estética es porque es esta sea por problemas diagnosticados de salud física o psíquica.

La cirugía estética no es un servicio médico con cobertura por parte de las aseguradoras médicas, en ciertos casos entre la clientela puede ofrecer descuentos y ventajas para los tratamientos u operaciones que deseen. Siendo los precios para determinados servicios conocidos por el cliente con anterioridad, en el momento de la contratación o durante la vida del contrato.

Garantía baremada. Algunos seguros de salud incluyen la garantía de cirugía baremada. Para ser más exactos el tomador de la póliza paga una cantidad fija como cualquier seguro médico y una cantidad añadida cuando precisa del servicio en cuestión.

La mayor parte de los seguros sanitarios que dan cobertura de cirugía plásticas incluyen:

  • Cirugía facial: Intervención por malformación, rotura, reconstrucción de la piel o de estructuras nerviosas si es considerado cirugía reparadora.
  • Cirugía abdominal, otoplastia (cirugía de orejas), rinoplastia (cirugía de la nariz), de los parpados o mamas cuando esté justificado médicamente tras haber sido sometido el caso a evaluación.
  • Los referido a las extremidades (manos o pies) suelen incluir reconstrucción motivados por un accidente, reimplantes o intervención por defectos congénitos o enfermedades degenerativas.
  • Se incluye la oncoplastía, que es la reconstrucción mamaria.