Qué cubre el seguro de decesos

Casi la mitad de la población española, un 46,6 % de la población posee un seguro de decesos, lo cual no significa que sea el único seguro que puede satisfacer el servicio de entierro, y es que el tener un seguro de vida puede contribuir con el fin del seguro de muertos.

El fallecimiento es un término bien asociado a nuestra sociedad, bien es sabido que supone una carga económica y supone una serie de trámites y procesos para llevar a cabo la inhumación (enterramiento o incineración) que son complejos, molestos y costosos. Más si cabe en el momento de su producción.

Todos estos trámites pueden ser de rápida y fácil solución siempre que se disponga de un seguro de asistencia familiar.

Principales coberturas de los seguros de decesos

Prestación del servicio funerario

El servicio fúnebre incluye tales gastos como el acondicionamiento del cadáver, tanatorio, servicio funerario, servicio religioso, recordatorios, flores, coronas etc.

Incluye la inhumación y exhumación, y se puede optar al alquiler de un nicho o bien a la compra de por vida. De ser necesario los gastos de sepultura están incluidos, así como la inclusión de una lápida a modo de recordatorio.

Gestiones administrativas tras un fallecimiento

Después de la defunción de un ser querido hay que llevar a cabo numerosas gestiones de carácter administrativo las cuales individualmente pueden suponer un fuerte dolor de cabeza, hablamos de:

  • Obtención del certificado de defunción
  • Inscripción en el registro civil
  • Baja del libro de familia
  • Borrado de la huella digital (Eliminar toda la presencia del fallecido en internet)
  • Solicitud de la pensión de viudedad
  • Baja de la Seguridad Social
  • Petición de certificado de convivencia
  • Partidas de defunción y testamentos
  • Adjudicación de herencias
  • Fe de vida
  • Etc.

Coberturas opcionales de un seguro de asistencia familiar

Indemnización, subsidio diario y servicio de ambulancia

Se puede dar el caso según qué compañía aseguradora y que tipo de póliza donde podemos encontrar coberturas que guardan cierta similitud con las coberturas del seguro de vida o de asistencia sanitaria, siendo el caso de:

  • Indemnización por fallecimiento o invalidez del asegurado
  • Subsidio diario por hospitalización derivada de una intervención quirúrgica
  • Servicio de ambulancia

Traslado y asistencia nacional

En caso de que la muerte se produzca fuera de la residencia habitual del asegurado, será el asegurador quien se haga cargo del traslado, así como el traslado al cementerio situado en un lugar diferente al de residencia habitual.

Asistencia y traslado internacional

En caso de producirse el fallecimiento fuera del país de residencia del asegurado, quedará cubierto el traslado al país de origen, así como el traslado de los acompañantes del fallecido. Además puede verse incluido cualquier gasto de traslado en ambulancia, repatriación sanitaria en caso de tener un accidente en el país en el que se encuentre, así como los gastos de atención médica con carácter de urgencia.